La superviviencia del taller postCovid en cinco claves

Cinco claves postCovid

Partakus está disponible tanto en aplicación de móvil como en versión de ordenador
La tecnología se convierte en el aliado clave para ayudar a los talleres a adaptarse a los nuevos tiempos
  • Los talleres de reparación vivirán un antes y un después tras la crisis del coronavirus. Durante las fases de desescalada, en el camino hacia “la nueva normalidad”, han experimentado la necesidad de adaptarse a la nueva era, ajustando los espacios e instalaciones, las jornadas de trabajo e incluso los procesos. Y es que los talleres que mejor se acomoden a las nuevas exigencias, serán aquellos que podrán aprovechar el repunte de la actividad.

La supervivencia del taller en la era postcoronavirus vendrá marcada por la digitalización y el impulso de la tecnología como el mejor aliado para lograr procesos más eficientes y favorecer la relación con los clientes. En este sentido,  cinco principales pilares que fomentan e impulsarán la competitividad de los centros de reparación:

Apuesta por la experiencia online

Las exigencias y comportamientos de los clientes han cambiado y ahora se presentan como usuarios digitales, que reclaman la opción de pedir cita a través de servicios online, entre otras opciones.

Por su parte, los profesionales del taller también deben familiarizarse con la compra de recambios online, acudiendo a plataformas profesionales que conozcan las exigencias del sector y respeten los plazos de entrega.

Procesos más rápidos y eficientes

La tecnología se alza como un apoyo para los talleres a la hora de hacer frente a la demanda de servicios, ofreciendo una alternativa que conecta distribuidores y talleres, y agilizando los procesos de búsqueda de las piezas que necesitan.

Partakus destaca que hay aplicaciones móviles que emplean el reconocimiento óptico de los caracteres de la matrícula, acortando los tiempos destinados a la búsqueda respecto al proceso tradicional.

Seguridad y servicio al cliente

Los clientes se han vuelto más exigentes, ya que esperan servicios rápidos y en los que se garantice su propia seguridad. Por ello, los talleres cuentan con tecnologías y dispositivos de limpieza con los que llevar a cabo la limpieza necesaria antes y después de reparar un vehículo.

Además, ante la alta demanda de servicios tras el confinamiento, los centros se han organizado para atender todos los coches pendientes de revisión. Para ello, Partakus recomienda rodearse de distribuidores que aceleren los procesos de entrega de recambios, con el objetivo de poder atender el mayor número de vehículos posibles en el menor tiempo.

Construir alianzas con proveedores

La profesionalidad de la red de distribución es clave para garantizar la calidad del producto y del servicio requerido. El taller necesita realizar pedidos de piezas de forma frecuente y busca plazos de entrega rápidos, aportando valor añadido al trabajo del taller.

Medición y optimización de los servicios

La tecnología permite a los talleres medir su capacidad, aportando información útil a sus propietarios para detectar cómo y dónde mejorar, es decir, qué servicios requieren de una optimización, con el objetivo de reforzar la competitividad y la rentabilidad de las operaciones.

fuente: infotaller.tv

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *